viernes, 23 de agosto de 2013

Spaguetti bianco e nero



Aquí no hay más fotos, y es por dos motivos:

1- Jodiendas de la cámara de fotos
2- Es más sencilla que el mecanismo de un botijo. 

Este plato de pasta es sencillito, simple, resultón...  el combinado de colores es espectacular... Primer plato ideal...  ¡Salgamos del carbonara y del boloñesa!  (que en breve, por cierto, elaboraré a mi manera)...

Lo que os puede costar más es, tal vez, encontrar los spaguetti negros. No tienen más misterio que el de ser una pasta seca elaborada con tinta de calamar. En supermercados de "caché" (por no dar nombres) no es difícil dar con ellos. Lo cierto es que no es solo el color...  El sabor a mar está ahí, y si lo acentuamos con moluscos, crustáceos, bivalvos o lo que sea (que provenga del mar), el plato queda maravilloso...   

Y yo he utilizado:  

(Como siempre, para dos)

- 150 grs de pasta negra
- 50-60 grs. de angulas (o gulas-sucedáneo, que estamos en crisis)
- Un puñado de gambitas peladas
- 100 gramos de sepia cortada a taquitos pequeños
- Aceite de oliva virgen extra
- Pimienta
- Sal
- Un diente de ajo
- Perejil picado (al gusto)

La preparación:  

Cocemos nuestra pasta. Como siempre, con sal. 8-10 minutos en el caso del spaguetti... Por otra parte, hacemos un sofrito con el ajo, cortado en láminas, al que añadimos las gulas y las gambas, que salamos adecuadamente. Sencillo y simple. 

Presentamos la pasta: debajo la pasta negra, encima el sofrito, y si queremos, coronándolo con perejil fresco bien picado encima... 

Si es que es tan sencillito y tan rico...   

Adelante, fogoneros, a interpretarla!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario